LAS 10 PREGUNTAS MÁS FRECUENTES SOBRE NIÑOS SUPERDOTADOS

Las 10 preguntas más frecuentes sobre niños superdotados

Actualmente se estima que en España hay alrededor de 350.000 niños superdotados, de los que hasta un 98% está sin diagnosticar, lo que impide que reciban la atención educativa que necesitan y, a su vez, hace que entre el 35% y 50% de estos menores llegue a sufrir fracaso escolar.

 1. ¿Qué es un superdotado?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a una persona superdotada como “aquella que cuenta con un coeficiente intelectual superior a 130”. Sin embargo, reconocer a un niño superdotado no es fácil. 

2. ¿cuántos niños superdotados hay?

Sólo un 2% de la población infantil iguala o supera el coeficiente intelectual para ser calificado como tal .

3. ¿El superdotado nace o se hace?

Desde el momento del nacimiento desarrollamos determinadas capacidades heredadas que pueden desarrollarse con una adecuada estimulación y terminar convirtiéndose en competencias. Por este motivo, profesionales de la Educación y Psicología, en contacto directo con el menor, deberán estar atentos y observar posibles talentos que podrían emerger y comenzar a desarrollarse desde edades tempranas.

Para Trahtemberg, todos nacemos con una cierta dotación intelectual genética y en la medida que la ponemos en acción frente al medio ambiente que nos estimula, esta interacción puede cultivar nuestro talento y podemos desarrollar en mayor o en menor medida nuestra genialidad.

Lo cierto es que todos los niños tienen dentro de sí el potencial necesario para convertirse en un genio. Sólo hace falta motivarlos de la manera adecuada para que lo desarrollen.

4. ¿Qué han de hacer los padres si piensan que su hijo es superdotado?

Si tenemos suerte, mucha suerte, el centro educativo atenderá parcialmente las necesidades académicas, lo cual es necesario, pero no suficiente. Queda por cubrir la parte más esencial de la vida de un niño con alta capacidad que es la psicoafectiva. Un superdotado que no es gestionado adecuadamente desde lo emocional está abocado a fracasar en lo cognitivo. El riesgo es sensiblemente más alto que en la población normal, porque son más vulnerables emocionalmente.

Pues ante la sospecha, primero dejar que un profesional especializado en la evaluación de altas capacidades lo evalúe. Existen profesionales de la psicología expertos en evaluar y diagnosticar latas capacidades.

5. Ser superdotado puede suponer un problema?

Se puede producir un desajuste entre la esfera intelectual y las otras facetas de la personalidad debido a una proceso acelerado de madurez mental, lo cual implica que su desarrollo emocional y social no sea como el del resto de los niños.

Un hijo con alta capacidad puede ser muy desestabilizador en el sistema familiar porque tiene necesidades afectivas y emocionales que la mayoría de los padres no entienden. Existe la creencia de que un superdotado es alguien que va sobrado de inteligencia y que no tiene que tener ningún tipo de problema ni académico ni psicológico. Esta es una creencia falsa que hace mucho daño en las familias que lo sufren y en la sociedad en general, porque nada más lejos de la realidad. Los superdotados piensan y sienten de forma distinta a los demás, su cerebro funciona de otra manera y no hay respuesta para esas familias que tienen que lidiar día a día con una situación confusa y muchas veces frustrante y dolorosa.

6. ¿Cuál es la mejor edad para realizar una evaluación de altas capacidades?

El presidente de la Asociación Española de Superdotación y Altas Capacidades (AESAC), José Antonio Montes, considera que un diagnóstico precoz, entre los dos o tres años, es lo más adecuado para que esta aptitud intelectual no se convierta en un problema. Otros expertos coinciden con él en que en estas edades es más fácil identificar las altas capacidades pero estiman que debe esperarse hasta los cinco o seis años.

7. ¿Es conveniente el diagnóstico e identificación lo antes posible?

Es fundamental su detección e identificación temprana. La detección consiste en observar la posibilidad de que un alumno presente altas capacidades intelectuales debido a que se perciben características típicas de este tipo de niños. Esta identificación puede ser realizada por el docente, el psicólogo, el psicopedagogo, la familia, el pediatra, etc. 
Luego de la detección, los encargados de la identificación o verificación de esa dotación intelectual son los psicopedagogos o psicólogos que evalúan a través de herramientas cognitivas, creativas, emocionales y sociales al niño; llegando o no al diagnóstico. 
El momento más óptimo para su identificación es en la niñez, en donde se puede empezar a estimular e intervenir, pero es necesario que el diagnóstico se confirme una vez que el sistema nervioso madure, en torno a la adolescencia. Recordemos que el sistema nervioso está en permanente cambio y que es en la infancia cuando tiene mayor plasticidad cerebral.

¿Cuándo ha de acelerarse o saltar un curso escolar a un niño superdotado?

La aceleración o salto de curso se considera hoy por la mayoría de normativas una medida extraordinaria que se reserva sólo a algunos niños que cumplen con un determinado perfil, y sólo después de haber “agotado” otras medidas que se consideran ordinarias. Aún cumpliendo con los requisitos que la normativa exige muchas familias, también muchos maestros y profesores, tienen dudas sobre esta medida, especialmente en lo que se refiere a las consecuencias sociales y emocionales que puede acarrear para sus hijos. 

No existe norma concreta, en general, las decisiones sobre si acelerar o no de curso se basan en la preparación académica y social. Los padres también deben comprender que los alumnos pueden ser acelerados en cualquier etapa educativa.  Por ejemplo, podría ser tan temprano como la entrada a infantil o con el ingreso adelantado en la universidad (en los centros que admiten esta opción). La investigación muestra que los beneficios son los mismos independientemente de la edad.

¿Es necesario un programa de enriquecimiento para superdotados o una adaptación curricular?

Un programa específico de altas capacidades puedes beneficiar su desarrollo cognitivo e intelectual, nunca perjudicarlo. Y la adaptación curricular facilita que se ajusten los contenidos y los objetivos a sus necesidades específicas.

10.¿los niños superdotados tendrán éxito educativo, social y profesional?

Los superdotados pueden ser brillantes intelectualmente. Pero sin una estimulación adecuada, un programa personalizado, y una atención individualizada, pueden verse a abocados al fracaso escolar. Y a un futuro profesional no acorde a sus capacidades.

 

 

 

 

 

 

 

 



You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies