Técnicas para controlar la ira en niños

Técnicas para controlar la ira en niños

Cómo controlar la ira en niños? Para muchos niños el control de la ira no es sencillo. En algunos casos aún no han desarrollado habilidades de afrontamiento, y en otros puede haber problemas de fondo como TDAH, problemas del desarrollo, autismo. En todos estos casos, los ejercicios de control de ira para niños son una gran ayuda.

Técnicas para controlar la ira en niños

Enseñar al niño a identificar sus emociones: En muchas ocasiones, los niños confunden el cansancio con la tristeza o con la rabia. Puesto que no identifican esa emoción negativa, tienden a acumular frustración hasta que esta explota en rabia. En niños ya mayores (de 5-7 años en adelante) es posible enseñarle a identificar todas sus emociones.

El adulto debe mantener la paciencia: Un niño aprende lo que ve en su entorno y se comporta en función de lo que le sirve. Es habitual actualmente que los niños no toleren la frustración fácilmente debido a que suelen conseguir todo lo que quieren. El adulto debe enseñar al niño a tolerar la situación cuando no consigue lo que quiere.

Practicar el autocontrol mediante roleplaying: Los juegos pueden ser una estupenda manera de que el niño aprenda que es la ira y cómo controlar los niveles.

Acudir a psicoterapia: Hay situaciones que puede que se escapen de las manos de los tutores del niño. En estos casos es primordial que se recurra a un profesional. La terapia cognitivo conductual suele funcionar muy bien ya que se basa en cambiar patrones de comportamiento nocivos para el individuo por otros saludables.

10 ayudas para su autocontrol

  • La primera ayuda o herramienta y la más importante, como ya hemos hablado antes, es el propio ejemplo de los padres. Se ha demostrado que en nuestro cuerpo existen lo que se conoce como “neuronas espejo”, y tienen la función de imitar lo que ocurre en nuestro alrededor. Por lo tanto, si somos los primeros que reaccionamos de una manera calmada, nuestros hijos lo agradecerán e imitarán.
  • Crear su propio juguete antiestrés. Puede ser creado por el mismo niño para aprender a controlar la ira, como una bolita antiestrés. Por ejemplo, un globo dentro de otro globo y relleno de arroz y que lo personalice poniendo su nombre en él.
  • Dibujar con el niño un círculo de opciones para controlar la ira. Por ejemplo, una cartulina con varias cosas a escoger y que podrá hacer, si es capaz de controlar las emociones.
  • Se ha demostrado también que tocar agua o arena puede relajar los momentos de ira en el niño. Así podemos tener un cubo y meter las manos del pequeño en el agua, dejándole hacer círculos o formas que le relajen.
  • Crear un gráfico de palabras clave que estén en su habitación y a la vista. Por ejemplo, un semáforo con los resultados colores principales y que los relacione con su comportamiento. Rojo: Para, y piensa antes de actuar. Amarillo: Precaución y piensa en las consecuencias. Verde: Adelante con el buen comportamiento.

  • Dejar un lugar en casa para que el niño pueda calmarse por unos instantes, quizá puede ser su habitación o algún lugar decorado por él mismo y que le propicie el relax.
  • Soplar en el aire burbujas. Con este método o juego lo que se consigue es controlar la respiración y por tanto, calmar la ira.
  • Escuchar música relajante. Va a propiciar un buen estado de ánimo.
  • Controlar la respiración. El inflar y desinflar su abdomen como un globo le ayudará a relajarse y a controlar la respiración.
  • Leer historias y cuentos infantiles en el que se sientan reflejados con el protagonista, les ayudará.

Fuentes:

https://eresmama.com/

https://www.psicoadapta.es/

You may also like...

2 Responses

  1. Josefina Barrón Hernández dice:

    Muchas gracias, un texto bastante conciso.

  2. Amaro Mendez Maria Veronica dice:

    De verdad mil felicitaciones por esas recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies