Si las niñas quieren jugar a ser mamás por que los niños no pueden jugar a ser papás

Si las niñas quieren jugar a ser mamás por que los niños no pueden jugar a ser papás, nunca te los has planteado.

Permitirles a los niños de ambos sexos jugar con juguetes que tradicionalmente han sido categorizados como para niñas o niños es saludable. Lo que no es saludable es reforzar esas etiquetas insanas que les enseñan estereotipos dañinos a nuestros hijos. Yo tengo un hijo varón y lo estoy criando para que sea un hombre, no un machista. Cuando era pequeño me pidió un set de mesa y sillas de Dora la Exploradora y quiso que le comprara varias muñecas y muñecos bebés a los cuales les daba el biberón y les cambiaba el pañal. También tenía un set de cocina con el cual le fascinaba jugar. Ahora con diez años ya no le interesan esos juguetes pero puede jugar muy bien con sus amiguitas tanto como con sus amiguitos. Espero que cuando sea adulto sea un gran papá y que colabore en el hogar con igualdad a su pareja.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Cocinar y cuidar a los niños no es malo; al igual que cortar la grama y arreglar el coche tienen un gran valor. Así que debemos dejar de ver las labores tradicionalmente etiquetadas como femeninas como inferiores y criar hijos varones que aprecien lo que tradicionalmente hacemos las mujeres. Recuerda que la igualdad empieza por casa y los peores males sociales son el prejuicio y el machismo. No se los enseñemos a nuestros hijos.

Permitirles a los niños de ambos sexos jugar con juguetes que tradicionalmente han sido categorizados como para niñas o niños es saludable. Lo que no es saludable es reforzar esas etiquetas insanas que les enseñan estereotipos dañinos a nuestros hijos. Yo tengo un hijo varón y lo estoy criando para que sea un hombre, no un machista. Cuando era pequeño me pidió un set de mesa y sillas de Dora la Exploradora y quiso que le comprara varias muñecas y muñecos bebés a los cuales les daba el biberón y les cambiaba el pañal. También tenía un set de cocina con el cual le fascinaba jugar. Ahora con diez años ya no le interesan esos juguetes pero puede jugar muy bien con sus amiguitas tanto como con sus amiguitos. Espero que cuando sea adulto sea un gran papá y que colabore en el hogar con igualdad a su pareja.

Cocinar y cuidar a los niños no es malo; al igual que cortar la grama y arreglar el coche tienen un gran valor. Así que debemos dejar de ver las labores tradicionalmente etiquetadas como femeninas como inferiores y criar hijos varones que aprecien lo que tradicionalmente hacemos las mujeres. Recuerda que la igualdad empieza por casa y los peores males sociales son el prejuicio y el machismo. No se los enseñemos a nuestros hijos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies