Componentes fundamentales del AUTOCONTROL EMOCIONAL en niños

Enseñar técnicas de autocontrol a los niños es uno de los mayores regalos que podemos hacerle. De hecho, el autocontrol es una de las habilidades más importantes en la vida y un predictor del éxito que podremos tener. Así lo demostró un experimento clásico de la Psicología desarrollado a finales de 1960 en la Universidad de Stanford.

El experimento que demostró la importancia del autocontrol en los niños

Walter Mischel reclutó a niños de 4 años para realizar su experimento. Cuando los pequeños entraban a la habitación encontraban una mesa en la que había un malvavisco y una campana. Este psicólogo les dijo que tenía que salir de la habitación durante unos minutos, pero que si lograban resistir la tentación y no comerse la golosina, cuando regresara les daría dos malvaviscos en vez de uno. También les explicó que podían tocar la campana para llamarle, pero que en ese caso solo podrían comer el malvavisco que estaba encima de la mesa. En práctica, los niños comprendieron que si esperaban pacientemente y reprimían sus impulsos, la recompensa sería mayor.
 
Como era de esperar, un tercio de los niños decidieron comerse el malvavisco de inmediato y otro tercio esperó un poco antes de sonar la campana. Sin embargo, hubo un grupo de niños que esperó pacientemente para obtener la mayor recompensa.
 
Diez años más tarde, este psicólogo se puso en contacto con los padres de los niños que participaron en el experimento. Comprobó que los niños más autocontrolados se habían convertido en adolescentes independientes, con una motivación intrínseca, capaces de afrontar las dificultades y lidiar bien con los fracasos. Al contrario, los niños que se dieron por vencidos rápidamente y cedieron a sus impulsos se convirtieron en adolescentes con menos tolerancia a la frustración, más desorganizados y con una motivación predominantemente extrínseca.
 
Estos resultados, que después han sido replicados en otros experimentos, sugieren que el autocontrol se forma a edades muy tempranas y que es una piedra angular en la personalidad y la manera de responder ante los retos de la vida. La buena noticia es que existen diferentes técnicas de autocontrol para niños, de manera que estos aprendan a controlar sus impulsos y gestionar sus emociones desde pequeños.
 

3 componentes fundamentales del autocontrol en niños

Ante todo, es fundamental comprender que el autocontrol es la capacidad para regular las emociones, pensamientos y comportamiento frente a las tentaciones e impulsos. Es una función ejecutiva que nos ayuda a regular nuestras primeras respuestas en aras de alcanzar otros objetivos o adaptar mejor nuestro comportamiento el medio.
 
Sin embargo, el autocontrol es una capacidad compleja en la que intervienen otras habilidades:
 
1. Introspección. Para ejercer el autocontrol primero es necesario ser capaces de reconocer los estados emocionales y detenernos antes de llegar al punto de no retorno. Esto significa que es fundamental desarrollar habilidades de autoobservación o introspección.
 
2. Bloqueo del impulso. En un segundo momento es necesario bloquear los impulsos, de manera que podamos pensar en una respuesta mejor. La capacidad para bloquear las primeras reacciones no se desarrolla por completo hasta los 7 años, cuando los lóbulos prefrontales han madurado lo suficiente, pero se puede ir estimulando desde edades más tempranas.
 
3. Autorrefuerzo. Por último, es importante comprender que el autocontrol no es una capacidad inagotable, es necesario que vaya de la mano de la capacidad para automotivarse. Significa que el niño debe sentirse contento con sus resultados, que debe percibir que está avanzando en la dirección correcta, para lo cual es necesario recompensarle y felicitarle por sus logros.
 

Los beneficios del autocontrol emocional son:

Por medio de la práctica de las técnicas de autocontrol emocional se pueden conseguir importantes beneficios físicos y psicológicos, entre los que se pueden señalar los siguientes:

  • La adquisición o incremento de la capacidad de relajación física y psíquica.
  • La adquisición de técnicas y sistemas de autocontrol que permiten superar la ansiedad nerviosa y su sintomatología.
  • Superación y eliminación del Estrés y sus síntomas.
  • Adquisición de la capacidad de controlar las alteraciones emocionales derivadas de situaciones de tensión.
  • Identificación y modificación de las estructuras de pensamiento que median y/o producen respuestas de ansiedad.
  • Conocimiento de técnicas que permiten dominar estados emocionales negativos.
  • Identificación y control de las conductas nerviosas y aceleradas que propician y facilitan las respuestas de ansiedad.
  • Aumento de la satisfacción personal mejorando la calidad de vida.

Las técnicas de autocontrol emocional nos ayudan a lograr un estado de calma interior y a conseguir mayor bienestar y una vida satisfactoria.

You may also like...

3 Responses

  1. martha patricia irigoyen toscano dice:

    excelente me encanto de gran utilidad

  2. viviana suarez dice:

    Un artículo muy interesante, gracias por compartir temas y soluciones para un desarrollo equilibrado

  3. ALDO dice:

    excelente aporte, seria bueno que nos dieran mas pautas para poder aplicarlo, en el caso mio tengo mi hijo hiperactivo con problemas de aprendizaje y los medios economicos no me alcanzan para poder costear terapias, por eso busco en internet orientacion
    muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies