¿Cómo podemos medir la comprensión lectora de nuestros hijos?

¿Cómo podemos medir la comprensión lectora de nuestros hijos?

Medir la comprensión lectora no es tarea fácil

Cuatro son los parámetros principales para medir la comprensión lectora:

  • Ser capaces de encontrar y exponer cuáles son las ideas principales del texto.
  • Ser capaces de sintetizar y reelaborar las ideas de uno o varios textos.
  • Ser capaces de generar una opinión propia a partir de uno o varios textos y su propia experiencia personal.
  • Ser capaces de descubrir “lo no escrito” (a quién se dirige el autor, su intencionalidad, sus motivaciones, con qué otros textos se relaciona…).

Para valorar esos cuatro aspectos de la lectura (y otros, de tipo léxico y sintáctico además de semántico) se suelen plantear una serie de preguntas sobre el texto. Pueden ser de tipo verdadero/falso, elección múltiple, emparejamiento, rellenar el hueco, respuesta corta o de respuesta abierta. Casi siempre se combinan varias de estas.

Los resultados se pueden baremar de muchas formas. Hay test que se limitan a dar un resultado simple (si el lector ha comprendido o no), otros sitúan a los lectores por percentiles (si está en el “montón de los buenos o de los malos” respecto a los otros lectores que han hecho el test) o se les coloca en un rango respecto a lo que se considera “normal” o “adecuado”. En el enlace encontraras multitud de actiivdaeds para medir y baremar.

https://www.imageneseducativas.com/

Mejorar la comprensión lectora en primaria es fundamental

En definitiva, no hay una manera correcta de medir de forma exacta y fiable si un niño lee bien o mal, porque no se trata de leer de corrido o no, y las evaluaciones dependen mucho de la forma en que se hagan. Lo que sí tenemos claro, al fin y al cabo, es que nos interesa mejorar la comprensión lectora en primaria todo lo posible.

Así que, a modo de humilde consejo: la comprensión lectora es como cocinar. Es una de esas cosas que no se sabe si se hace bien o se hace mal, pero que por regla general cuanto más se entrene, mejor será. Así que, en caso de duda o por si acaso, más vale pasarse leyendo que no ir a mínimos. ¡Y no sólo leyendo!

En un sentido más práctico, se puede mejorar la comprensión lectora en primaria con ejercicios específicamente diseñados para ello. Es verdad que conviene exponer a nuestros hijos a todo tipo de textos, y cuanto más variados mejor (libros de texto, novelas, cómics, el periódico, las instrucciones de una lavadora o los ingredientes de unas galletas), pero si están pensados para su edad y para potenciar la comprensión lectora, mejor que mejor.

Hoy en día es relativamente fácil encontrar, por ejemplo, aplicaciones informáticas diseñadas por profesionales y dirigidas a un público infantil, de primaria en el caso que nos ocupa, y con la virtud añadida de resultar amenas y, por tanto, más motivadoras. Repetimos: aunque es difícil precisar si funcionan, nunca está de más mejorar en este sentido, así que os animamos a todos a leer y hablar de las lecturas con vuestros hijos.

FUENTES:

http://www.juntadeandalucia.es/educacion/agaeve/docs/Guia_de_evaluacion_de_Destrezas_lectoras_Primaria.pdf

https://en.wikipedia.org/wiki/Reading_comprehension

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies