Trucos para mejorar la mala letra

Trucos para mejorar la mala letra

SIGUENOS EN INSTAGRAM

Despacito y con buena letra. Ése es el camino que hay que seguir si se quiere conseguir el principal propósito de la escritura: comunicar un mensaje. Desde los primeros trazos hasta lograr una escritura fluida y personalizada, los niños deben recorrer un largo camino en el que es fundamental el apoyo y la atención de padres y docentes.

“…cuando se comparte dinero, queda la mitad del dinero; cuando se comparte conocimiento, queda el DOBLE

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Para descargar las imágenes pincha en la imagen que quieres descargar, se abrirá en una nueva ventana, pincha de nuevo en la imagen para obtenerla a tamaño real y con buena definición, cuando se abra, botón derecho del ratón y le das a la opción guardar imagen como. Vuelve hacia atrás en tu navegador y repite esta operación con las imágenes que deseas descargar.

Antes de empezar

Antes de empezar a utilizar los recursos mencionados, los padres deben tener en cuenta una serie de pautas que son imprescindibles para un correcto aprendizaje:

Enseñarle a sujetar bien el lápiz: el primer paso para que la escritura sea legible pasa por sujetar de forma correcta el lápiz, entre el dedo índice y pulgar y apoyado en el dedo corazón. El niño debe usar un lápiz adecuado a su edad, más grueso para los más pequeños y más fino para los mayores.

Sentarse de forma adecuada: la posición que adquiere el niño al escribir es determinante para conseguir una buena letra. Por eso, debe sentarse en una silla con respaldo donde pueda apoyar la espalda, situarse frente a la mesa con los brazos en ella y colocar el cuaderno o papel delante de la mano con la que escribe, levemente girado a la izquierda si es diestro, o a la derecha si es zurdo.

No atosigar: se debe dedicar a la actividad el tiempo justo. Los niños ya han practicado en clase y, por tanto, no se les puede atosigar con la misma tarea de forma continua en casa. Una buena manera de empezar es escribir una letra, una palabra o una frase al día, en función del nivel escolar del alumno.

1. Decidir por qué quieres mejorar tu letra.
Para nosotros, es importante escribir a mano y escribir bien para:
• Mejora el aprendizaje
• Desarrollar mayor capacidad para generar nuevas ideas y retener información.

2. Decidir el tipo de bolígrafo que te vaya mejor a ti.
Busca uno que tenga tinta que se deslice más fluidamente y el que te sea más confortable de sujetar. Experimenta con bolígrafos de distintos tamaños, distintos grosores y distintas tintas (de gel o líquida). Si eres zurdo, elige un bolígrafo especial o bien uno de secado rápido.

3. La hoja o cuaderno y su posición.
El tipo de hoja también es importante para escribir bien. Te ayudará más una hoja o libreta cuadriculada o con líneas antes que una hoja en blanco.Te aconsejo que el tipo de líneas que tenga el papel no sean muy fuertes, porque sino no se verá bien la letra.

4. Cómo coger el bolígrafo o lápiz
Se dice que la mejor manera de coger el bolígrafo es la que lo coge con el dedo pulgar y el dedo índice, y apoyarlo en la falange inferior del dedo corazón.

5. La posición de la mano.
Teóricamente, los dedos y la muñeca no deberían moverse, sino que todo el movimiento lo tendría que hacer el hombro y el antebrazo con el codo como punto de anclaje. Piensa que mover la muñeca causará fatiga en la mano y calambres.

6. Decidir cuál es tu tipo de letra o con cuál te sientes más cómodo.
Tu tipo de letra es ligada o tipo letra de imprenta. Para ello, lo que puedes hacer es escribir todas las letras del abecedario, sin pensar mucho, y ver qué estilo te sale más.

7. Cuidado con la fuerza
Para escribir bien, no es necesario hacer muchísima fuerza con el bolígrafo o lápiz que estemos usando.

8. Cuidar los detalles
• Procura dejar el mismo espacio entre las letras, que entre palabras.
• Que las letras tengan siempre la misma forma y que estén bien acabadas.
• Cuidado con la inclinación de las letras. A veces, cuando vamos rápido, tendemos a inclinarlas y esto hace que sean más difíciles de leer.

9. Hacer ejercicios con tu mano para que haga movimientos más ligeros y fluidos.

Puedes empezar por hacer series de este tipo, y así tu mano se acostumbrará a coger soltura y practicarás. También puedes hacer fichas de caligrafía para mejorar.
10. Practicar
Y el último consejo es practicar mucho.

You may also like...

1 Response

  1. José Ogando dice:

    Excelentes muy bien para la práctica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies