QUE ES UNA RUBRICA Y COMO DISEÑARLA EN PASOS SENCILLOS

QUE ES UNA RUBRICA Y COMO DISEÑARLA EN PASOS SENCILLOS

Visita nuestra web con miles de recursos educativos totalmente gratuitos a un solo clic de tu ratón.
http://www.imageneseducativas.com/
Gracias por seguirnos y no te olvides de compartir.
http://www.imageneseducativas.com/

«…cuando se comparte dinero, queda la mitad del dinero; cuando se comparte conocimiento, queda el DOBLE«

Una rúbrica es una herramienta de evaluación que describe expectativas específicas para una tarea o actividad, proporcionando un listado detallado de criterios que indican diferentes niveles de desempeño y sus correspondientes calificaciones. Las rúbricas son especialmente útiles para evaluar trabajos o desempeños que son subjetivos y complejos, ya que ayudan a estandarizar y hacer transparente el proceso de evaluación.

Pasos para diseñar una rúbrica:

  1. Definir el objetivo de la rúbrica: ¿Qué habilidades, conocimientos o capacidades deseas evaluar? Por ejemplo, si estás evaluando una presentación oral, el objetivo podría ser valorar habilidades de comunicación y presentación del estudiante.

  2. Identificar los criterios de evaluación: Estos son los aspectos específicos que evaluarás. Siguiendo el ejemplo de la presentación oral, algunos criterios podrían ser: claridad, organización del contenido, uso de material visual, interacción con el público, entre otros.

  3. Determinar los niveles de desempeño: Estos son los diferentes grados o categorías de calidad que un trabajo puede tener. Comúnmente se usan términos como «excelente», «bueno», «aceptable» y «necesita mejora», aunque el número de niveles y sus denominaciones pueden variar.

  4. Describir detalladamente cada nivel de desempeño para cada criterio: Por ejemplo, bajo el criterio «claridad» en una presentación oral, «excelente» podría ser «El estudiante habla claramente, a un ritmo adecuado y sin usar muletillas», mientras que «necesita mejora» podría ser «El estudiante habla de manera inaudible o demasiado rápido y utiliza constantemente muletillas».

  5. Establecer un sistema de puntuación: Decide cuántos puntos vale cada nivel de desempeño para cada criterio. En una rúbrica simple, podrías asignar 3 puntos para «excelente», 2 para «bueno», 1 para «aceptable» y 0 para «necesita mejora».

  6. Revisar y ajustar: Antes de usar tu rúbrica, es útil revisarla para asegurarte de que es justa, coherente y clara. Puede ser beneficioso compartir tu rúbrica con colegas para obtener retroalimentación.

  7. Comunicar a los estudiantes: Antes de que realicen la actividad, es esencial que los estudiantes conozcan y entiendan la rúbrica. Esto les proporciona claridad sobre las expectativas y cómo se les evaluará.

  8. Usar y refinar: Una vez que hayas usado la rúbrica, es probable que encuentres áreas que podrían ser más claras o criterios que podrían necesitar ajustes. Refina tu rúbrica según sea necesario y úsala consistentemente.

El diseño de rúbricas es un proceso que puede llevar tiempo, pero cuando está bien hecho, puede ser una herramienta valiosa para la evaluación objetiva y justa, al tiempo que proporciona a los estudiantes una guía clara sobre cómo mejorar su desempeño.

También te puede interesar:

3 Responses

  1. Mildred dice:

    Excelente

  2. Jana dice:

    La retroalimentación es un proceso continúo en el desarrollo académico de los estudiantes por esto las rúbricas deben ser un apoyo en el proceso de la evaluación del estudiante.

  3. Zabily Cardines Igarce dice:

    Mgracias por compartir y hacer más factible nuestro trabajo como docentes, por una educación inclusiva y de calidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *