Principales causas de la mala letra y cómo corregirlas

La disgrafía ”es un trastorno de la organización de la escritura.

Concretamente es una dificultad para escribir una letra legible, a pesar de que su comprensión visual y auditiva sea correcta. La impericia gráfica se puede dar hasta los 8 años y a partir de aquí se puede detectar la disgrafía y corregirla a tiempo. La disgrafía se traduce en dificultades en la coordinación, irregularidades en los espaciamientos entre las letras y palabras, malformaciones y discordancias de todas clases, unidas a una defectuosa calidad del trazo.

¿POR QUÉ TIENE PROBLEMAS DE LECTURA MI HIJO?

Sea com sea, para el desarrollo de la escritura deben establecerse una serie de esquemas mentales que se desarrollan durante los primeros años de aprendizaje y que facilitan mucho los automatismos posteriores que permiten escribir con fluidez y soltura. Si estos no ocurren o se desarrollan en el momento adecuado o lo hacen de forma defectuosa, pueden aparecer diferentes formas de alteración en la escritura.

Aquí, podemos tener problemas debidos al TDAH o a la dislexia como en los problemas de la lectura, pero también puede haber problemas derivados de la percepción visoespacial o de la motricidad.

Debidos al TDAH

Se pueden especificar algunos detalles derivados de los diferentes síntomas del TDAH. Aunque en general el resultado sea un mezcla de todos, cada uno tiene un papel un poco diferente.

  • El TDAH produce problemas en la atención que dificultan un adecuado aprendizaje de los hábitos para escribir. Hace que a tu hijo le resulte difícil seguir el trazo de forma armónica y además hace que le resulte complejo mantenerse en línea recta.
  • Por otro lado, la hiperactividad propia del TDAH hace que el movimiento de su cuerpo en general y de sus manos en particular entorpezca el normal desarrollo del trazo sobre el papel produciendo letras distorsionadas o desproporcionadas tanto en tamaño como en inclinación….
  • Finalmente, la impulsividad producirá trazos bruscos, cambios de tamaño en la misma palabra o a lo largo de la frase. Puede faltar letras o incluso palabras porque el pensamiento va más rápido que la mano…

Debidos a la dislexia

En este caso, suele predominar un perfil diferente que tiende a provocar un escritura muy peculiar. Aparecen frases en las que las palabras están cambiadas de orden. Incluso pueden cambiar de orden las letras o las sílabas dentro de una misma palabra. O peor, pueden combinar ambas.

He llegado a tener casos tan curiosos como de escritura en espejo, es decir, escriben un frase completa del revés, de derecha a izquierda y cuando le pides que la lea, la lee bien y sin darse cuenta de que está del revés.

Imaginate el cacao que puede tener tu hijo en la cabeza cuando tiene que intentar poner todo eso en orden y además entenderlo y estudiarlo.

Debidos a alteraciones de la percepción visoespacial

En estos casos lo que aparece es una dificultad en la percepción de las proporciones, las medidas, las distancias y la organización de los objetos en el espacio. Esto se traduce cuando hablamos de escritura en tener problemas para colocar las cosas en el lugar correcto dentro del papel o de la hoja del cuaderno.

Debidos a alteraciones en la motricidad fina

La motricidad es otro de los invitados de piedra a esta desastrosa fiesta de la escritura en el TDAH. Ya no solo es que afecte al movimiento de la mano para escribir, es que afecta a la habilidad de los dedos para coger el lápiz adecuadamente. Este es un paso fundamental en el proceso de la escritura que hace aún más difícil aun desempeño adecuado de la misma. Hay problemas en medir la fuerza con la que se coge el boli, la fuerza con la que se aprieta en trazo y problemas para iniciar o acabar un trazo concreto.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA MEJORARLO?

Hagamos un pequeños resumen con una composición de lugar de los aspectos más relevantes.

  • Colocar el cuaderno: debe colocar el cuaderno en la posición adecuada que le permita un inicio adecuado de la escritura. Cada uno tenemos una tendencia a inclinar más o menos el cuaderno para que nos resulte cómodo pero la impulsividad y los problemas de motricidad y percepción espacial pueden dificultárselo a tu hijo.
  • Coger el lápiz: Si lo encuentra rápido y no lo tiene extraviado, la motricidad le puede dificultar la manera de cogerlo y la forma de colocar la mano sobre el papel.
  • Poner el título: La percepción viso-espacial ayuda a decidir donde voy a colocar el título dentro de la hoja, más o menos centrado, más o menos alto, más o menos recto.
  • Empezar a escribir: Hay que ser fino con el trazo, con cuanto se aprieta el lápiz y donde coloca la primera letra. Lo mismo de antes
  • Desarrollar la escritura: aqui hay que mantener una letra uniforme en todos sus aspectos y mantenerse en la línea sin subir ni bajar, pero también hay que estar pendiente de cuando acabar y pasar al siguiente renglón. Hay que cuidar los márgenes, poner las comas, los puntos…
  • Acabar el ejercicio: Puede que tu hijo se haya enganchado al ejercicio y no sepa cuando o como parar o que al revés, le resulte tan pesado tirar con todo esto para delante que simplemente intente acabar cuanto antes para quitárselo de encima. Esto y el estrés de saber que le cuesta y le sale mal, hará que salga peor y además, que no quiera que le supervises las tareas. Aquí todo está relacionado.

Ejemplo de intervención en dificultades concretas

Actitud frente al rechazo a la escritura

  • Evitar la copia de los enunciados de los ejercicios
  • Enseñarles a hacer análisis de los textos para extraer la información precisa y copiar solo esa.

Problemas de limpieza y organización de los cuadernos

  • Establecer rutinas para el inicio de los ejercicios, marcas en la s hojas, reglas para medir donde empezar…
  • Desarrollar programas de supervisión para ver los puntos de mayor dificultad

Problemas de ortografía

  • Uso de procesadores de textos para que el autocorrector avise sobre la marcha de los errores cometidos.
  • Establecer hábitos de repaso de las faltas más habituales de cada chico. Se le puede dejar una nota de recuerdo.

Problemas de caligrafía

  • Habrá que entrenar. Para que te hagas una idea de lo importante que es el esquema mental de la escritura, intenta escribir con otra parte del cuerpo (boca, otra mano, pie…) lo harás mejor o peor pero el estilo de la letra será siendo el mismo, no está en la mano, está en la mente.

Finalmente, es importante trabajar con especialistas que ayuden a detectar cuales son las necesidades fundamentales, cuales son los problemas que producen y cuál es la manera más rentable de trabajar para ponerse solución.

You may also like...

3 Responses

  1. Wanda Enid dice:

    Hola, tendrán actividades que integren la tecnología para todos los grados, por ejemplo escuela superior.

  2. Claudia dice:

    Buenos días. Y que Ono ayudo a un zurdo?

  3. Dora luz Saumeth dice:

    Me gustaría obtener esas actividades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies