el cerebro de un niño necesita 12 abrazos al día

¿Por qué el cerebro de un niño necesita 12 abrazos al día?

 

¿Le has preguntado a tu hijo qué siente cada vez que lo abrazas? Algunos niños dirán que felicidad; otros, que amor, y los más pequeños podrán expresarlo con su rostro. En el caso de los padres, según Ale Velasco, escritora y experta en crianza, los abrazos son una “hermosa manera de demostrar afecto a nuestros hijos”.

«…cuando se comparte dinero, queda la mitad del dinero; cuando se comparte conocimiento, queda el DOBLE«

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Para descargar las imágenes pincha en la imagen que quieres descargar, se abrirá en una nueva ventana, pincha de nuevo en la imagen para obtenerla a tamaño real y con buena definición, cuando se abra, botón derecho del ratón y le das a la opción guardar imagen como. Vuelve hacia atrás en tu navegador y repite esta operación con las imágenes que deseas descargar.

En México se le dice ‘apapacho’, que es similar a un abrazo pero encierra un sentimiento de afecto o cariño más intenso. Su origen viene de la lengua náhuatl, de la palabra en esa lengua ‘papatzoa’, que quiere decir ‘ablandar algo con los dedos”, aunque el significado que se le dio inicialmente fue “abrazar con el alma”.

La idea de abrazar, entonces, es ‘tocar’, y lo que debes buscar es ‘abrazar el alma de tu hijo’, expresarle cuánto lo amas, muchas veces sin pronunciar palabra y solo con este acto espontáneo. Con ello lograrás que se sienta amado, aceptado y tranquilo.

María Teresa Geithner, psicóloga egresada de la Universidad Javeriana, vocera de la Fundación Vida por Amor a Ellos, asegura que “el abrazo es el primer contacto físico entre seres humanos y (que) es bueno darlo a la hora de dar de comer al bebé, por la posición que se toma y la conexión que se establece entre la madre y el hijo. Así se le transmite seguridad, estabilidad y protección”.

Por su parte, Isabela Vallejo, psicóloga del Gimnasio Los Caobos, afirma que “el abrazo es una manifestación de amor, cariño, cercanía, de vínculo para quien lo expresa como para quien lo recibe, pues es una especie de alimento emocional del ser humano. Cuando se siente ese contacto físico, que se expresa con cariño, respeto y voluntad, el individuo recibe beneficios al dar y al recibir. Un abrazo es la máxima expresión de fraternidad, te da seguridad, energía, te estimula el cerebro y te sube el ánimo”.

La conocida psicoterapeuta estadounidense Virginia Satir, afirmó: “necesitamos cuatro abrazos diarios para sobrevivir. Ocho abrazos diarios para mantenernos y doce abrazos diarios para crecer”. Puesto que los niños están en continuo crecimiento, está claro que un niño necesita 12 abrazos al día.

1. Activan los receptores de la piel y aportan serenidad: El primer contacto del abrazo es con la piel. Automáticamente se activan los receptores de la dermis conocidos con el nombre de corpúsculos de Pacini. La presión sobre estos receptores estimula el nervio vago, conectado con el cerebro y encargado entre otras cosas de regular la presión sanguínea. Es decir, que la suave presión de un abrazo consigue regular la presión arterial y calmar a quien está nervioso o sufre estrés.

2. Libera dopamina, la hormona del placer: Los abrazos liberan un neurotransmisor (un mensajero químico del cerebro) llamado dopamina, que ejerce un gran poder de alivio contra el estrés. La dopamina también se le conoce como la ‘hormona del placer’. También está relacionada con la creatividad y la capacidad de relacionarse o sociabilizar con los demás.

3. Libera oxitocina, la hormona del amor: Una de las hormonas que entra en juego mediante los abrazos es la oxitocina, sí, esa hormona tan importante durante el parto y nacimiento de un bebé. La oxitocina se la conoce como ‘la hormona del amor’. Responsable de generar confianza hacia una persona.

4. Reduce el nivel de cortisol en sangre: El cortisol se relaciona con los niveles de estrés. Evidentemente, nadie quiere tener índices altos de cortisol. Un estudio del Advanced Telecommunications Research Institute International de Kioto consiguió demostrar que los abrazos reducen de forma inmediata los índices de cortisol en sangre.

Qué siente un niño cuando le abrazan.

  • Siente que es querido por sus padres.
  • Refuerza su fortaleza.
  • Le confiere mayor seguridad de sí mismo.
  • Favorece su autoestima
  • Se siente un niño feliz.
  • Mejora sus capacidades de relacionarse con otros niños.
  • Mejora su empatía.
  • Previene rabietas y enfados.

You may also like...

21 Responses

  1. MARGARITA dice:

    HOLA, ME ENCANTO ESTE ARTICULO Y ES MUY CIERTO. YO SOY DOCENTE DE AULA Y UNA VEZ REALIZAMOS UN JUEGO QUE CONSISTIA EN DAR EL ABRAZO DEL DIA A QUIIEN ENTRARA AL SALON. ESTA ACTIVIDAD ERA EN ESPECIAL POR UN NIÑO QUE ERA POCO RECEPTIVO Y CARIÑOSO DEBIDO A PROBLEMAS QUE HABIA PASADO. EN FIN CUANDO COMENZAMOS CON ESTOS JUEGOS DIARIOS EL NIÑO COMENZO A INVOLUCRARSE EN LOS ABRAZOS Y LOS DEMAS COMPAÑEROS A ABRAZAR TOMO MAS MOTIVACION EL NIÑO. Y UN DIA QUE NO NOS DIMOS EL ABRAZO EL NIÑO DIJO; Y HOY NO HAY ABRAZO?… DESDE ENTONCES A PESAR DE QUE ESTE EN OTRO GRADO SIEMPRE QUE LO VEO LO ABRAZO, PERO LO MAS BONITO DE TODO ES QUE GRACIAS A ESOS ABRAZOS ES UN MEJOR NIÑO, MAS CARIÑOSO Y RESEPTIVO PORQUE HEMOS TOCADO SU CORAZON…

  2. Nubia dice:

    Buenos Días!
    Si, quieres rescatar a los niños de este mundo tan «desordenado » con muchas hogares disfuncionales, abrazarlos, es un buen método de psicología, para rescatarlos en su amor propio. Un niño feliz, es un ser humano más caritativo, solidario empático y comprensivo.
    Gracias, por compartir esos temas tan interesantes con la humanidad.

  3. Amparo Huaman Quispe dice:

    Interesante aporte lo aplicarse con mis hijos y estudiantes.SOy docente de primaria me agrsdsris mas actividades psfs mejorar el aspecto confucgusk de los estudiantes.

  4. Mar dice:

    Y el de un adolescente?

    • Isaac dice:

      De acuerdo con lo que dice este artículo, entonces se deduce que Un adolescente necesita muchos muchos abrazos pues esa etapa es en la que se terminan de desarrollar y es importante que se amen a sí mismos más que nunca. 🙂

  5. César Mejía dice:

    Excelente. Gracias por compartir estos temas tan interesantes.

  6. Yenny dice:

    Si qe interesante tengo tres niños 1 de 14. De 4 y 2 años al mayor no acostumbro abrazarlo pero a los peqeños si a partir de ahora lo empezare a sbrazarlo a mi hijo mayor graciad por los mensajes.

  7. Maria dice:

    Gracias por el tema de hecho soy muy «abrazona» con mis hijos y ahora con mis nietos buen día

  8. Adela dice:

    Hola, soy monitora de transporte escolar y yo también abrazo a mis niños en el bus de camino al cole. A mí me encanta y a ellos también. El juego consiste en quien me da el abrazo más apretadito y la verdad es que algunos casi me asfixian.. jajaja
    .

  9. Tarha Sarmiento López dice:

    yo tengo un hijo que no le gustan los abrazos ni los besos ¿que hago?

  10. Silvia dice:

    Yo tengo un nieto que amo mas quw mi vida y lo abrazo todo lo que puedo y le digo te amo ..y el ma abraza tambien tiene apenas 20 meses ..lo amo tanto …

  11. Mary dice:

    Ok, necesitan «apapachos», pero por qué 12? y no 20, 50… o sólo 10 ó 1?
    Cómo es que la terapeuta determina ese número en específico??
    Porque expresado así nada más, parece receta de pseudo-ciencia.
    En todo caso limitarse a presentar los argumentos sobre la importancia del apapacho, pero no pongan números arbitrarios… IMHO.
    De paso listen las fuentes y pongan los links a los papers de los estudios, si es que hay, para darle más credibilidad.

  12. Ana Harrison dice:

    Todos y todas necesitamos abrazos, es muy triste que se dejen de lado a los jóvenes y a los adultos como si no sintieran igual. ….

  13. Olimpia Flores Pozos dice:

    Excelente ….yo soy mami-abraz. Como os y besos .Mis alumnos no me dicen maestra me dicen : mami bonita y son mi adoración porque son criaturiras sin maldad. Como mi nene C .

  14. Ingrid Gonza Huaman dice:

    El artículo habla de abrazos para adultos adolecentes y e.n especial a los .niños porque esta n.g. en crecimiento, me parece GENIAL,.Veo cua.mdo mi hijito no logro algo y se sientre con frustracion lo abrazo y desfoga llorando y se calma i.inmediatamente volviendo a empezar. Me e.ncanto su artículo

  15. Lázaro García Aguilera dice:

    Estoy muy lejos de mi única hija. Tengo muchas ganas de abrazarla. Pero tengo que esperar casi un año para hacerlo. Eso me duele mucho. Gracias por este artículo.
    Dios les bendiga.

  16. Elvia dice:

    Mis respetos.para las.maestras que muestran interés y buscan alternativas para querer ayudar a sus alumnos en verdad, me gustaría que todos.los.docentes fueran asi y no.buscaran.pretextos y etiqutas para los.niños.con cuestiones.diferentes, segun.ellas.a.los.niños.normales, felicidades para ellas….

  17. Maribel dice:

    Me gusto el articulo pero sobre todo el de Margarita tomare tu idea para mi salón de 1er Grado,agradecida por tos estos artículos valiosos que nos hacen crecer y hacer crecer a familiares y amigos un abrazo es simple y como llena el alma.

  18. Stella dice:

    Hola, soy madre, abuela y cuidó niños pequeños, pero,😥 pero lamentablemente no tengo ése hábito, y prometo que apartir de mañana inició con la terapia, creo que nos va a servir a todos.
    Gracias por esos consejos.

  19. MAGNELLY dice:

    Hermosa publicación, ahora abrazare más a mi hijito, lo necesitamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies