Los 10 antibióticos naturales que puedes dar a tus hijos

Los 10 antibióticos naturales que puedes dar a tus hijos

.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Semillas de toronja o pomelo

En las casas naturistas puedes conseguir el extracto de estas semillas, o bien, dejarlas secar cuando consumes las frutas y luego machacarlas en un mortero. El pomelo tiene la capacidad de destruir las bacterias, los hongos, los parásitos y los virus. Es un antibiótico muy económico que se puede usar a cualquier edad.

Ajo

No hay dudas de que el ajo está presente en el ranking de los súper alimentos. Muchas son las ventajas de esta hortaliza que se usa en miles de recetas. Una de sus propiedades más importantes es la de ser antibacteriana. Este alimento se usa desde hace miles de años para curar varias enfermedades epidémicas, como la peste.

Las propiedades antibacterianas fueron estudiadas por Louis Pasteur en el siglo XIX, confirmando que tiene la capacidad de matar bacterias, hongos y virus. A su vez, fortalece el sistema inmune si se consume crudo.

 

Plata coloidal

El agua de plata coloidal se consigue en tiendas naturistas y no es para nada tóxico. Tiene la capacidad de aniquilar más de 650 patógenos causantes de muchas enfermedades. Hasta el año 1934 (cuando se descubrió la penicilina), la plata coloidal era el único remedio usado por los médicos para tratar cualquier dolencia. Se puede comprar sin receta. El uso de este antibiótico disminuyó cuando se desarrolló la industria farmacéutica.

Equinácea

Es una planta originaria de América del Norte y usada por los nativos, tanto las hojas como las raíces, para curar heridas. Además, la equinácea tiene la capacidad de prevenir infecciones, mejorar el sistema inmune y estimular la producción de linfocitos.

 Estas células desempeñan un papel muy importante a la hora de defender al organismo de las enfermedades, infecciones y virus. A su vez, la planta norteamericana es eficaz para los tratamientos de la fiebre, la gripe y las infecciones auditivas. Alivia las inflamaciones de la piel, alivia el dolor de garganta y calma dolores digestivos y urinarios.

Propóleo

Es la sustancia producida por las abejas al momento de recoger el polen o savia de las plantas y flores. Las abejas usan el propóleo para mantener la limpieza e higiene de la colmena, así como para protegerla del ingreso de intrusos. Gracias a esta sustancia, las colmenas son el lugar más esterilizado de la naturaleza. Desde hace miles de años, se ha usado el propóleo para proteger de las bacterias y fortalecer el sistema inmune.

En los tiempos de Hipócrates, por ejemplo, se usó para tratar diferentes heridas y úlceras. Es un excelente aliado en el invierno porque reduce el riesgo de padecer gripes, dolores de garganta, amigdalitis, sinusitis, catarro, etc. Y si se utiliza de manera tópica, es perfecto para las infecciones fúngicas y bacterianas.

Vitamina C

Muchas frutas y vegetales aportan una buena cantidad de vitamina C a nuestro organismo. Sus propiedades son realmente maravillosas en lo que tiene que ver con fines preventivos. Es un antioxidante natural, estimula el mecanismo defensivo del cuerpo. Aquellos que consumen por ejemplo cítricos, no se enferman con tanta asiduidad. La vitamina C además elimina virus y bacterias, así como también sirve para eliminar toxinas.

Orégano

Si se puede conseguir el aceite de orégano, mucho mejor. Está hecho con las hojas de esta aromática y contiene una sustancia con muy buenas propiedades antibacterianas. Permite combatir muchas infecciones y tiene mayor eficacia que los antibióticos que se venden en las farmacias.

El aceite de orégano destruye el neumococo, el estafilococo, el estreptococo y el enterococo, responsables de diferentes enfermedades. Por otra parte, es efectivo en el tratamiento de cerca de 25 bacterias, incluidas aquellas que han resistido los antibióticos químicos.

 El aceite de orégano es excelente para los pacientes con infecciones intestinales, fiebre tifoidea, infecciones del tracto urinario, cólera, infecciones en la piel y úlceras. Protege a su vez de los resfriados, el sarampión y las paperas. Reduce las inflamaciones en las heridas por arma blanca o por mordeduras de animales, así como también neutraliza el veneno de las abejas, las serpientes y las arañas.

Hoja de olivo

El extracto de hoja de olivo podría decirse que es una “sustancia milagrosa” que se produce durante el procesamiento de esta planta. Tiene propiedades antimicrobianas (protege a las olivas de los patógenos). Además, elimina los efectos perjudiciales de los radicales libres, que causan por ejemplo envejecimiento prematuro. Por último, el extracto de de hojas de olivo es antioxidante, antiinflamatorio y alivia los dolores.

Astrágalo

Se trata de una planta de origen chino, no tan conocida en el mundo occidental, pero muy utilizada en la medicina tradicional de este país. En todo el continente asiático se ha usado para fortalecer el sistema inmune, prevenir la gripe y el resfrío y combatir infecciones. Además, el astrágalo es antiinflamatorio, antibacteriano y antioxidante. Reduce la presión arterial, fortalece el sistema inmune y previene la diabetes.

Té verde

Quizás hayas oído hablar de esta infusión porque es muy buena para adelgazar y para eliminar la retención de líquidos, sin embargo, también ofrece otras propiedades. Su componente más importante, el epigalocatequina galata (EGCG, por sus siglas en inglés) es eficaz para combatir casi todas las bacterias orales. Es un excelente antibiótico que no puede faltar en tu día a día. Además es delicioso y suma líquidos a la obligación diaria de dos litros.

Antibacterianos naturales

Los antibacterianos se utilizan contra el E. coli o Salmonella, H. pylori, infecciones del oído, inflamación de garganta o infecciones de heridas.

  • Vinagre de manzana
  • Extracto de jengibre
  • Extracto de cebolla
  • Raíz de rábano picante
  • Pimiento o chile habanero
  • Cúrcuma
  • Extracto de ajo
  • Miel cruda
  • Aceite Esencial de Orégano

Antibióticos naturales contra los hongos

Los antimicóticos se utilizan contra la Candida albicans, el pie de atleta, erupciones en la piel o infecciones por hongos.

  • Extracto de raíz de equinácea
  • Vinagre de manzana
  • Extracto de jengibre
  • Cúrcuma
  • Extracto de miel en bruto

Para el tratamiento de una afección específica, estos ingredientes están generalmente disponibles como suplementos o en formato de tintura. Asegúrese de ver a su médico para obtener la dosis correcta. También se pueden comer todos estos alimentos enteros sobre una base diaria para ayudar con la prevención.

You may also like...

4 Responses

  1. Margarita dice:

    Deseo que publiquen como se administra y en qué dosis los 10 antibióticos naturales

  2. Norma Olivera Soto dice:

    Muy didactica la informacion

  3. Cecy dice:

    Hola buenisimos antibioticos naturales, yo le doy a mi hijo plata coloidal y el propoleo y excelentes dura mucho sin enfermarse, ya cuando de plano le da gripita o infeccion de garganta ya no es fuerte como antes!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies