Ideas para desayuno sano en la escuela de toda la semana

Saltarse el desayuno es uno de los mayores ‘pecados’ que podemos cometer a nivel nutricional es algo que más o menos todo el mundo tiene claro ( a pesar de que, desgraciadamente, aún haya un número importante de personas que comienzan el día con un simple café y poco más…). Y es que la primera comida nos permite afrontar la jornada con la energía necesaria. Además, hace que no lleguemos a la siguiente comida con un hambre excesiva. Eso sí; que un desayuno deba ser completo no significa que podamos incluír en él cualquier tipo de alimento. ¿Cuáles son los que no deben faltar?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

-LÁCTEOS: La leche es una excelente fuente de calcio pero puede provocar intolerancia. En estos casos podemos reemplazarla por leches libres de lactosas. Los yogures son una fuente importante de calcio y proteínas, ideal como sustituto de la leche por su escaso contenido en lactosa. Y en cuanto a los quesos se recomienda los frescos o batidos con 0% de grasas.

-FRUTAS: Se recomienda desayunar la pieza de fruta entera en lugar de zumos. Los zumos aumentan la ingesta de azúcares simples ya que solemos usar dos o tres piezas de fruta por vaso de zumo además, perdemos el aporte de fibra, muy importante por su poder de saciedad y porque favorece el tránsito intestinal. Debemos, además, variar de frutas para un completo aporte de vitaminas y minerales.

-CEREALES: Se recomienda incluir en el desayuno pan, tostadas o cereales. El más indicado es el pan integral por su aporte de fibras. Si preferimos cereales, es mejor elegir la avena dado que aporta menos azúcares simples. Sin embargo, no se aconseja la pasta o bollería por su elevado contenido en azúcares y grasas saturadas.

-PROTEÍNAS: Las proteínas que se recomiendan a la hora del desayuno son los fiambres, huevos o frutos secos. Los fiambres que se recomiendan son los menos grasos como el pavo, jamón york y jamón serrano sin la grasa visible. Los huevos son una alternativa para aportar proteínas y se pueden comer pasados por agua, poché o escalfados. En cuanto a los frutos secos, son ricos en Omega 3 y con alto contenido en nutrientes, pero se recomienda comer poca cantidad ya que son muy calóricos.

FIAMBRERAS SUPER CHULIS

PARA LOS PEQUES