El problema de las Aulas superpobladas dificulta el aprendizaje de nuestros hijos

El problema de las Aulas superpobladas dificulta el aprendizaje de nuestros hijos

Entre los problemas que plantea en la actualidad el proceso de enseñanza-aprendizaje, uno muy importante es la cantidad de niños que están en una misma aula a cargo de un solo docente. Si bien es bueno que se atienda a la diversidad y a la inclusión, esto debe hacerse responsablemente y reconociendo las limitaciones que tiene un único ser humano, el maestro, por más voluntad y capacitación que tenga, de atender las necesidades personalizadas de más tres decenas de niños, que la mayoría de las veces ni siquiera tienen un espacio físico adecuado que los contenga cómodamente, ya que faltan sillas, mesas de trabajo y material didáctico, para tantos niños.

La UNESCO, en el Pronunciamiento de Tailandia (Educación para todos) estableció un máximo de treinta alumnos por curso para que pueda darse una educación de calidad. Por supuesto, que haya pocos educandos no significa indefectiblemente que se hará un seguimiento individualizado, que habrá más motivación, más diálogo, interacción y explicaciones, pues eso dependerá además de que el maestro tenga aptitudes, vocación y conocimientos; pero en un aula superpoblada un docente por más que lo intente y tenga las mejores herramientas se encontrará con un obstáculo numérico que sobrepasa los límites humanos.

¿Cómo observar a más de treinta alumnos? ¿Cómo evaluar día a día su compromiso? ¿Cómo motivarlos de acuerdo a su tipo de inteligencia? ¿Cómo armar un debate sin que se genere un caos? ¿Cómo escucharlos a todos?

Es por ello, que las aulas deben contar con un número mínimo de 12 o 15 niños, para poder trabajar en grupos, crear espacios de debate y puestas en común; y un máximo que no supere los treinta.

Para el maestro es un desgaste físico y mental enorme, que genera muchas veces pedidos de licencias, atender a tantos chicos, corregir sus tareas, mantener un clima adecuado, poner límites, ser escuchado; y para los alumnos es muy difícil escuchar en un aula ruidosa, poder intervenir, concentrarse en sus tareas, sentirse parte de un grupo, pero a su vez reconocido en forma individual.

You may also like...

12 Responses

  1. ROMUALDO HERNANDEZ dice:

    desafortunadamente en nuestro país es normal ver a grupos saturadisimos con mas de 40 hasta 60 alumnos por grupo cuando la capacidad de las aulas es de 35 alumnos, pero efectivamente no es problema de la institución sino es un problema del sistema que exige calidad al docente cuando éste sufre lo que verdaderamente es atender o a medio atender a todos los alumnos por la sobrepoblacion, generandole desesperacion, enojo por no poder avanzar en los aprendizajes programados, por otro lado los padres de familia buscan la comdidad para con sus hijos sin ver lo que verdaderamente viven los alumnos en el aula, pero eso trae como consecuencia los reclamos que el maestro (a) no enseña, pero como la unica respuesta que se da, es doy clases o me pongo a revisar ya que una sesion de 50 min no alcanza para revisar a todos, etc.

  2. Nora dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Es muy difícil trabajar con grupos numerosos y atender las necesidades que cada uno tiene. No podemos lograr calidad por mucho que lo intentamos.

  3. norks dice:

    Es una realidad latente,los tiempos de cambo difícil de manejar, sumado al enfrentamiento de situaciones difícil de manejar

  4. Emérita Campos de Sánchez dice:

    La cantidad de alumnos que se observa en la foto, ES INHUMANO, no solamente para el docente, sino especialmente para los estudiantes. Alumnos encarpetados, meros oyentes, repetitivos, encerrados, no aprenden nada. El aprendizaje se da en en ambientes abiertos, llenos de luz, de forma dinámica, libre y sobre todo, HACIENDO, DESCUBRIENDO y trabajando en equipo.
    ¡Salvemos el mundo, Salvando la EDUCACIÖN!.

  5. liz dice:

    interesante!!! gracias.

  6. Érika Barrera dice:

    Muy buena la nota. Es real. Mientras las autoridades no quieran ver esta situación, seguiremos con 40 niños en sala.

  7. Gerty dice:

    La otra vez la gente atacaba a unas técnicos que según ellos permitieron y No estaban atentas a unos niños qie se mordieron.. las criticaron y trataron de lo peor..pero en jardines y mas públicos ocurre lo mismo… sobrepoblados y 2 adultas atendiendo a niños con diversas características. Antes de opinar y criticar se debe hacer este mismo analisis….

  8. Alf dice:

    En honduras Para contratar maestros no hay dinero. Pero para gastos militares hay dinero en abundancia. Eso es un crimen

  9. Miguel Ángel Cordero Solís dice:

    Soy maestro en Artes Industriales, trabajo con la mitad de un grupo, compartiendo con Educación para el Hogar que tiene la otra mitad, el avance que se logra con poca población en un aula, principalmente al ser materias de mucha individualización, y en las aulas normales, con sus docentes con el grupo entero, no se avanza adecuadamente, hay descuidos, muchos distractores, dificultades de material, revisiones de trabajos superficiales, no se profundiza en temas que ameritan ello. No estoy de acuerdo con población excesiva en un aula, es retroceder tecnológica, estratégica, madiática, y significativamente. Yo doy una charla sobre esto y convenzo en la necesidad del aula con población pequeña, porque hasta por seguridad e higiene.

  10. Ed dice:

    Pero ni propuso nada el artículo, sólo da el mínimo. Qué pedo.

  11. REGUIS HUANCAS DE LA CRUZ dice:

    Siempre en nuestro pais seguimos co este problema ,en mi caso tengo 36 niños un inclusivo engañan que van a mandar otro para desdoblar hasta la fecha nada.

  12. Karina dice:

    Esque este me atreveria desir que es el principal problena para alcanzar apredizaje de calidad y para todos como no entieden que asi no se puede

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies