Cualidades de un buen maestr@

Los buenos maestros están dedicados a hacer accesible el conocimiento a todos sus alumnos. Actúan con el convencimiento de que todos sus alumnos pueden aprender. Los tratan equitativamente, reconociendo sus diferencias individuales, que distinguen a un alumno de los demás, y toman en cuenta estas diferencias en su práctica docente. Adaptan su enseñanza basándose en la observación y conocimiento de los intereses de sus alumnos, de sus habilidades, destrezas, conocimientos, circunstancias familiares y las interrelaciones con sus compañeros. 

Los buenos maestros entienden cómo se desarrollan y aprenden sus alumnos. Incorporan las teorías cognitivas de la inteligencia en su práctica. Están conscientes de la influencia del contexto y de la cultura en el comportamiento. Desarrollan la capacidad cognitiva de sus alumnos y su respeto por aprender. Igualmente, promueven la autoestima de los alumnos, la motivación, el carácter, la responsabilidad cívica y su respeto por las diferencias individuales, culturales, religiosas y familiares.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Los buenos maestros tienen una rica comprensión de las materias que enseñan y conocen cómo construyen el conocimiento de la misma sus alumnos, cómo se organiza, se vincula a otras disciplinas y se aplica en situaciones reales. Al mismo tiempo que representan la sabiduría colectiva de nuestra cultura y sostienen el valor del conocimiento disciplinario, también desarrollan las capacidades críticas y analíticas de sus estudiantes. 

Los buenos maestros crean, enriquecen, mantienen y modifican sus formas de enseñar para captar y sostener el interés en sus estudiantes y para utilizar óptimamente el tiempo. También son adictos a implicar a sus alumnos en apoyar su enseñanza y a tomar en cuenta la pericia y el conocimiento de sus colegas para completar los propios. Los buenos maestros dominan un rango de técnicas generales de instrucción, saben cuándo cada una es pertinente y las utilizan según sean necesarias. Son conscientes de las prácticas indaecuadas y dañinas para evitarlas. 

Los buenos maestros encuentran formas de trabajar colaborativa y creativamente con los padres, comprometiéndolos productivamente en el trabajo de la escuela. 

Un buen Maestro

Visitar su Facebook y su sitio web encontrareis cosas muy interesantes

Fuente: http://burbujitaas.blogspot.com.es/

https://www.facebook.com/BURBUJITASEDUCACIONINFANTIL/timeline

Anteriormente publicado en el blog estas entradas súper interesantes

También te puede interesar:

4 Responses

  1. Agustina Acuña Portal dice:

    Me parece que estas publicaciones serán de gran utilidad tanto para los maestros como para los padres de familia. me gusto.

  2. carlos dice:

    EXCELENTE INFORMACIÓN SI FUERA POSIBLE COMPARTIR MAS MATERIAL
    GRACIAS DIOS LES BENDIGA

  3. sonnia Guerrero dice:

    Si estas reflexiones las tomararamos en cuenta los docentes y padres de familia la educación de nuestros niños serían optimas pero lamentablemente no todos practican o son los unos o los otros actores los que fallamos l pues todos debemos contribuir para mirar el norte, subirnos en el mismo tren en todas nuestras actuaciones y todo cambiará

  4. Maria Duarte dice:

    Excelente material, para padres de familia y para maestros; ojala lo coloquemos en práctica tanto en la vida escolar como familiar. Gracias.
    Muchas bendiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.