CÓMO ENSEÑAR A NUESTROS HIJOS A RECONOCER SU CULPABILIDAD

CÓMO ENSEÑAR A NUESTROS HIJOS A RECONOCER SU CULPABILIDAD

CÓMO ENSEÑAR A NUESTROS HIJOS A RECONOCER SU CULPABILIDAD

El sentimiento de culpabilidad en nuestros hijos no es innato, se aprende a medida que crecemos y aprendemos a convivir en sociedad tanto en casa como en la escuela y e n el resto de situaciones sociales en las que interaccionan con los demás. Se trata de un sentimiento que se construye paso a paso, aunque la mayor influencia en el desarrollo de este sentimiento depende de la educación de los padres y madres. Este sentimiento nos hace asumir la responsabilidad de nuestros actos, es decir, nos hace sentir culpables cuando hacemos algo malo y esto nos lleva a arrepentirnos y a buscar la manera de enmendar nuestros errores.

La culpa nos ayuda a tomar conciencia de nuestros actos y a evitar que cometamos errores, pero también puede ser negativa si se convierte en obsesión y nos impide avanzar. Por tanto, es importante que enseñemos a nuestros hijos a asumir la responsabilidad de sus actos, a no tener miedo de la culpa y a aprender de sus errores.

El fin es conseguir niños mucho más resilientes, perseverantes y felices, aunque en ocasiones nos cueste y hasta nos dé miedo ver como fracasan o toman decisiones erróneas.

Por ello, hay que ayudar a nuestros hijos a que aprendan a asumir sus errores y responsabilidades, a superar sus miedos y a tener confianza en ellos mismos.

A continuación, te proponemos algunas pautas a tener en cuenta para conseguirlo:

  1. No hay que evitar que cometan errores.

Los errores forman parte de la vida y de nuestro aprendizaje. Si no cometiéramos errores, no podríamos mejorar. Por lo tanto, es importante que nuestros hijos entiendan que los errores son inevitables y que lo importante es aprender de ellos.

  1. Hay que enseñarles a asumir sus responsabilidades.

Los niños necesitan aprender a asumir sus responsabilidades. Cuando cometen un error, deben ser conscientes de que deben asumir las consecuencias. Esto les ayudará a ser más responsables y a tomar mejores decisiones en el futuro. 

  1. Hay que ayudarles a superar sus miedos.

Los miedos son normales y nos ayudan a protegernos, pero a veces nos impiden avanzar. Por lo tanto, es importante que nuestros hijos aprendan a superar sus miedos y a tener confianza en ellos mismos.

  1. Hay que enseñarles a ser resilientes.

La resiliencia es la capacidad de superar las adversidades y se trata de una habilidad muy importante que debemos enseñar a nuestros hijos. Deben aprender a ver las situaciones difíciles como oportunidades para crecer y aprender. 

  1. Hay que enseñarles a ser perseverantes.

La perseverancia es otra habilidad muy importante que debemos enseñar a nuestros hijos. Deben aprender a no rendirse ante las dificultades y a luchar por sus objetivos. 

  1. Hay que enseñarles a ser felices.

La felicidad es el mayor objetivo de todos y es importante que nuestros hijos aprendan a valorar las cosas buenas de la vida. Deben aprender a disfrutar de los momentos felices y a tener gratitud por todo lo que tienen.

En la educación de nuestros hijos debemos ayudarlos a encontrar eso que les hace diferentes, únicos e irrepetibles, a tomar decisiones sin que les tiemble el pulso, fomenta su confianza sin permitir que los fracasos les llenen de reproches o se sientan avergonzados cuando se equivocan y a pelear por sus sueños alentándolos en cada uno de sus progresos.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *