Cómo ayudar a nuestros hijos con los deberes

Cómo ayudar a nuestros hijos con los deberes

Los niños rinden más en el colegio cuando sus padres se interesan de forma activa por sus deberes y tareas escolares, así les demuestran a sus hijos que lo que hacen es importante.

Por descontado, ayudar a su hijo con los deberes y tareas escolares no debería implicar tenerse que pasar largas horas encorvado sobre su escritorio. Los padres pueden apoyar a sus hijos demostrándoles sus habilidades de organización y de estudio, explicándoles un problema complicado o animándoles a que se tomen un descanso cuando lleven cierto tiempo trabajando en las tareas escolares. Y, ¿quién sabe? ¡Es posible que los padres aprendan alguna que otra cosa en el proceso!

A continuación os detallamos 10 consejos que ayudarán a tus hijos a seguir un patrón óptimo para hacer los deberes en casa:

 

  1. Mantén el contacto con el profesor o profesores para estar al corriente de la cantidad y calidad de los deberes que los niños tendrán que hacer.
  2. Planifica un horario incluyendo tanto la hora de inicio como la final. La mayoría de niños necesitan tiempo para relajarse justo después de acabar las clases y antes de ponerse a hacer los deberes. Por el contrario, hacerlos cerca de la hora de ir a dormir puede ser contraproducente debido al cansancio acumulado a lo largo del día. Los viernes suelen ser los mejores días para hacer los deberes de fin de semana: los conocimientos aprendidos aún están frescos y así se evitan los momentos de “pánico” antes de ir al cole.
  3. Aconseja a tu hijo a dividir los deberes según los que sí pueden hacer por ellos mismos y con los que necesitarán ayuda. Sólo deberías echarles una mano con aquellas tareas que no puede hacer por él mismo, sino no conseguiremos que gane sentido de la responsabilidad e independencia.
  4. Deja para más tarde las actividades de ocio como ver la televisión, jugar, etc.
  5. Prepara un lugar de estudio en buenas condiciones con luz adecuada y con el mínimo número de distracciones. Si tu hijo dice que se concentra mejor con el ruido de fondo (como por ejemplo con la música), proporciónale este apoyo. También tiene que tener a su disposición material de estudio como diccionarios, papel, bolígrafos, libretas, hojas, etc.
  6. Utiliza alabanzas ante la voluntad del niño de hacer los deberes y sobretodo elógiale por sus progresos.
  7. Estate disponible cuando tu hijo está haciendo los deberes por tal de que puedas ayudarle si tiene alguna duda, pero a ser posible no estés en la misma habitación para que no seas una distracción.
  8. Revisa los deberes una vez haya acabado. No le corrijas a no ser que lo hayas acordado previamente con el profesor; que este último observe los tipos de errores que comete el niño le puede ser útil para tomar las medidas que considere más necesarias.
  9. Los grupos de estudio son a menudo una buena estrategia. Tu hijo se puede beneficiar de estudiar con uno o más compañeros de clase. No obstante, hay que asegurarse de que realmente están haciendo los deberes y no jugando o distrayéndose.
  10. Permítale ir al lavabo, a hacer breves descansos, a merendar, etc. pero insiste en que acabe los deberes.

Acceso a la fuente de consulta:

GreatSchools

Fuente: https://faros.hsjdbcn.org/

 

 

You may also like...

1 Response

  1. Nidia Peña dice:

    Muchas gracias por tan buenos consejos.Mil bendiciones y sigan con este tipo de educación a la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies