5 trucos para que los niños sean ordenados

5 trucos para que los niños sean ordenados

Trucos para lograr que los niños sean más organizados
Los expertos Richard Gallagher, Jennifer Rosenblatt y Howard Abicoff, miembros del Instituto para el Déficit de Atención por Hiperactividad y Desórdenes de Conducta, con sede en Nueva York, señalan cinco errores frecuentes que cometen los padres y madres cuando intentan ayudar a sus hijos a ser más organizados. A partir de ellos, para explicarlos de manera positiva, se enumeran estos cinco consejos para lograr resultados positivos en la búsqueda de que los pequeños sean más organizados.

Educar para que sean ordenados es cuestión de crear un hábito y generalizarlo. Son muchos los beneficios que obtenemos al educar para que sean ordenados.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

1. Involucrarse. Si bien a partir de cierta edad organizarse debe ser una responsabilidad del propio niño, los expertos afirman que ser capaz de hacerlo no es un don natural sino una habilidad que se adquiere con la práctica. Por eso, los padres deben formar parte del proceso hasta que el pequeño haya desarrollado esa habilidad.

2. No atribuir la desorganización a la pereza. A veces se cree que la falta de orden se debe a características como la pereza, la apatía o la irresponsabilidad. Sin embargo, el consejo es considerar la organización como una asignatura más, que se aprende y se mejora, como la lectura o las matemáticas. De ahí que se sugiera no reprender al niño ni enfadarse con él, sino alentarlo a que afronte el reto y mejore su rendimiento.

3. No centrarse en lo negativo. Los pequeños con problemas de organización a menudo están acostumbrados a recibir mensajes negativos del tipo «¿tanto te cuesta hacerlo bien?» o «si sigues así no llegarás a nada cuando seas mayor». Aunque estos mensajes carezcan de mala intención, sí pueden tener resultados negativos: minan la autoestima de los menores. Es importante priorizar las palabras positivas con los niños y valorar su esfuerzo, incluso cuando no obtengan los mejores resultados.

4. No tratar de cambiar todo de una vez. Como ocurre con otras habilidades, adquirir la del orden es un proceso, un camino. Pretender que de repente el pequeño sea ordenado en todo lo que hace no es un objetivo realista. Lo apropiado es comenzar poniendo el foco en una determinada acción y centrarse en que la cumpla, sin poner tanta atención en lo demás. Cuando esa primera acción se haya incorporado, será momento de pasar a la siguiente.

5. No esperar a que mejoren las notas para premiar al niño. Muchos menores desorganizados están acostumbrados a que se les riña o a que se les recalquen cosas negativas cada vez que cometen un error, pero no a que les digan cosas positivas cuando hacen algo bien. Hay que procurar que tengan una recompensa (que no tiene por qué ser material) con cada pequeño logro: constituye la mejor motivación para seguir esforzándose y alcanzar nuevos objetivos.

Sugerencias sobre actividades

Establecer de forma clara cuál es el lugar de cada cosa y no cambiarlo. En el cuarto, los libros pueden colocarse en estarías a su alcance y los juguetes en cajas o cajones.

Para el cuidado de la ropa se establece un sitio para depositar la ropa sucia y un orden para el armario y el zapatero, que el pequeño debe mantener. Para las prendas que ha usado pero aún no han de lavarse, puede usar un colgador situado a su alcance.

Ayudarle al principio. Ordenar juntos puede convertirse en una actividad lúdica placentera, además el pequeño sentirá que sus padres lo apoyan.

Siempre que el niño utilice alguna cosa de la casa, sea o no sea suya, pedidle que vuelva a colocarla en el sitio donde estaba.

Contar cuentos y narraciones en los que los protagonistas sufren las consecuencias negativas de su desorden o se benefician de los resultados cuando son ordenados.

Establecer rutinas. Conviene repetir de forma sistemática y con un orden establecido, las actividades diarias. Por ejemplo, al despertar: levantarse, ir a l cuarto de baño, utilizar el inodoro, realizar el aseo corporal, ir a desayunar, cepillar los dientes, tomar la mochila o cartera del colegio (que siempre debe estar en el mismo lugar y el pequeño la habrá preparado la noche anterior) y salir de casa. Al regresar al mediodía y entrar en casa: saludos a los padres, cambiarse de ropa (si es oportuno), lavarse las manos, ayudar a poner la mesa y sentarse a comer. Igualmente se pueden establecer rutinas a la hora de acostarse, en la higiene corporal, para ir a jugar, etc. Estas rutinas de acciones encadenadas sirven para interiorizar el orden en la forma de vida y el niño o niña las realiza sin esfuerzo, sin recibir regaños por los olvidos y aumentando la seguridad en si mismo porque sabe lo que debe hacer en cada momento.

El niño forma parte de la familia y debe asumir responsabilidades de acuerdo a su edad y capacidad. Además de otras tareas que los padres le asignen, puede colaborar en actividades del orden de la casa. Cuando se hace limpieza general de un dormitorio, de la cocina o del baño, el niño puede ayudar clasificando y colocando los objetos propios de cada estancia; cuando se limpia el polvo de los libros de la biblioteca puede colaborar clasificando y ordenando los libros; ayudar a separar las diferentes prendas antes de hacer la colada, doblar la ropa una vez que se ha secado, distribuirla en las habitaciones una vez planchada, etc.

You may also like...

4 Responses

  1. Mabel dice:

    Lo considero excelente, ya que las madres disponen de poco tiempo y es importante que los ninos aprecien vivir en un espacio organizado.

  2. Mariela quiroz dice:

    Muy lindos todos los contenidos

  3. Marivel Mancilla Mendoza dice:

    Gracias lo pondré en práctica aunque es difícil por el ritmo de vida que uno lleva el trabajo y demás, pero nó imposible alguien me dijo no es cuestión de tiempo si no de priorizar y es muy cierto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies