10 consejos muy sencillos para mejorar la letra y fichas para practicar la Disgrafía

10 consejos muy sencillos para  mejorar la letra y fichas para practicar la Disgrafía

Escribir mal es un problema que no sólo afecta a los niños y jóvenes, también afecta a los adolescentes y adultos.  Además, tiene muchas consecuencias negativas que afectan tanto al plano personal, escolar y profesional.  A continuación se indican algunas situaciones prácticas: Baja la nota – los profesores  no pueden calificar los exámenes porque no entienden la  letra de sus alumnos. Crea inseguridad ante exámenes importantes – selectividad… No se  aprecia  el nivel creativo al redactar -baja el  rendimiento escolar- Nos hace tener complejo -no escribimos delante de gente- Puede afectar nuestro perfil profesional -cada día se utiliza más el letra en
selección de personal.


 

¿Por qué se  escribe mal?
La respuesta es múltiple pero, básicamente, los factores pueden ser:

• Por tener una deficiente psico-motricidad fina.
• Por coger mal el bolígrafo, mala postura, mover mal el brazo, etc
• Además,  nuestra  escritura revela nuestra personalidad, por lo tanto  refleja  aspectos emocionales o mentales que inciden directamente sobre nuestra letra:

  • Impaciencia.
  • Nerviosismo.
  • Mal organización.
  • Desorden.
  • Miedos.
  • Complejos, celos…
  • Hiperactividad.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

¡Aquí tienes cinco pasos que funcionan de verdad!

1. Coge correctamente el lápiz.

Prueba esto: sostén el lápiz por el extremo superior, cerca de la goma, e intenta escribir tu nombre. ¿Difícil, eh? Pero, si coges el lápiz de la forma correcta, escribir te resultará mucho más fácil. La mejor forma de coger un lápiz o un bolígrafo es dejándolo reposar cerca de la base del dedo pulgar. Sostenlo en su sitio utilizando los dedos pulgar, índice y medio. Observa atentamente la foto.

Truco enseñar a coger el lápiz correctamente Portada..

2. Escribe un párrafo para determinar tu nivel de partida.
Elige cualquier tema y escribe al menos cinco oraciones acerca de eso. Si no tienes creatividad, simplemente copia un pasaje de un libro o un periódico. El objetivo es darte una idea de cómo se tu caligrafía habitualmente. Mientras más escribas, más preciso será tu análisis.

 3. Identifica las formas básicas en el trazo.
¿Tu escritura está llena de lazos y curvas? ¿Básicamente tiene una apariencia de líneas rectas y rígidas? ¿Tienes bordes duros o tus letras se mezclan?
4. Busca la inclinación que mejor se adapta a tu forma de escribir.
El ángulo en el que escribes tus letras puede ser decisivo para tu escritura. ¿Es tu caligrafía es perpendicular a las líneas debajo? ¿Cae hacia la izquierda o hacia la derecha de forma significativa? Una leve inclinación típicamente no es ningún problema, pero demasiada puede dificultar la lectura.
5. Mide bien el espacio entre palabra y palabra y entre letra y letra.
La distancia entre las palabras y las letras ayuda a determinar la calidad de tu escritura. Debe haber suficiente espacio entre cada palabra para que entre la letra «o». Usar más o menos espacio que éste puede ser un indicador de mala caligrafía. Presta atención también a la cercanía de cada letra individualmente. La escritura estrecha o letras que son espaciadas demasiado distantes unas de otras pueden ser difíciles de leer.
  
6. Ten cuidado con el tamaño de la letra.
Resulta que el tamaño sí importa, al menos en la escritura. ¿Tu escritura llena por completo el espacio entre dos líneas? ¿Puedes escribir todas tus palabras en menos de la mitad del espacio entre líneas? Tomar una gran cantidad de espacio o usar demasiado poco son dos cosas a evitar.
7. Determina la calidad de las lineas.
Mira las líneas que componen tu escritura. ¿Están trazadas con fuerte presión o son tenues y difíciles de leer? ¿Están trazadas rectas o hechas garabatos y disparejas?
8. Analiza tus erroes.
Considerando todo lo mencionado anteriormente, ¿qué es lo que tu escritura necesita para mejorar? Posibles cambios pueden hacerse a la forma de las letras, el espacio, la alineación, el tamaño de la escritura, la calidad de línea y la inclinación de las palabras. Cambiar uno o más de estos aspectos mejorará la legibilidad de tu escritura en general.

9. Baja el ritmo
Si tu letra es difícil de entender o borras demasiado, prueba ir un poco más despacio. A algunos niños, el hecho de ir más lentos les ayuda a solucionar el problema. Cuando te aceleras, te cuesta mucho controlar donde acabas y empiezas las letras, y cometes muchos más errores. ¿Has borrado tan fuerte alguna vez que has acabado haciendo un agujero en el papel? ¡Es horroroso!

10. Simplemente, juega
¿Cómo puede ser? Sí, lo has oído bien. Los juegos pueden mejorar tu letra. Multitud de juegos requieren escribir o hacer dibujos. O sea que, a pesar de que no puedan considerarse como deberes escolares oficiales, esos juegos te permitirán utilizar algunas habilidades necesarias para controlar mejor el lápiz. En lo que se refiere al control fino del movimiento de las manos, prueba juegos manuales de equilibrio (como el de los palillos o hacer montajes alineando fichas de dominó).

Y, si quieres fortalecer los músculos que utilizas para escribir, también lo puedes hacer practicando juegos de mesa. ¿Cómo? Utiliza unas pinzas en vez de directamente los dedos para coger tu pieza y moverla sobre la mesa o el tablero.
Después del juego de mesa, ¿qué tal un juego imaginativo? Simula que eres una estrella de cine o un atleta famoso. ¿Qué tendrás que hacer cuando tus seguidores se concentran para saludarte? Darles un autógrafo, ¡por supuesto!boy writing on floor

Tal vez necesites ayuda adicional

Si pruebas los anteriores consejos y, aun y todo, sigues sin observar ninguna mejora en tu letra, siempre puedes pedir ayuda. Explica tus problemas a tu profesor o a tus padres. Algunos niños necesitan sesiones de terapia ocupacional para mejorar la letra. Pero muchos niños mejoran trabajando la forma de escribir con la ayuda de un adulto.

Los adultos pueden darte ánimos y ofrecerte formas divertidas de practicar, practicar y practicar. Uno de tus padres o un profesor puede ejercer de amable entrenador, alentándote. Y, cuando te des cuenta de que tu caligrafía está mejorando, ¿qué deberías hacer? ¡Utilizar tu maravillosa letra para escribirle a tu entrenador una nota de agradecimiento!

Fuente: http://kidshealth.org/

FICHAS PARA TRABAJAR LA DISGRAFÍA

Completo abecedario guiado, repasamos Grafomotricidad

Fichas de grafomotricidad repasamos EL TRAZO

Cuadernillo para repasar el trazo y las consonantes

Colección de fichas para trabajar el trazo y FIGURAS

Fichas de grafomotricidad repasamos EL TRAZO

You may also like...

4 Responses

  1. ELIZABETH ISIDORA CHAVEZ ARZAPALO dice:

    que interesante y fácil aprender a escribir con es metodologia

  2. gloria soledad gonzalez bautista dice:

    gracias por su correos son útiles y prácticos nos ayudan mucho para poner en práctica con los niños son muy amables al publicarlos gracias

  3. JOSE SALAZAR dice:

    EXCELENTE…FELICITACIONES

  4. Andreina Blandin dice:

    Gracias todos los correos me han ayudado con mi hijo, son los mejores…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies